Usabilidad & Arquitectura de Información

La magia de la interacción

 

Cuenta la historia que en mi casa de la infancia, cualquier objeto o aparato tecnológico dañado era mi culpa. Tenía tanta curiosidad por saber cómo funcionaban las cosas, que eventualmente las desarmaba o las presionaba tanto hasta que se rompían. Quería saber cómo es que mi voz quedaba grabada en una cinta, y qué mecanismo había tras presionar un botón naranja que decía “REC”.

 

Los que me conocen saben que yo no me dedico a la usabilidad, la vivo, y todo el tiempo estoy analizando perillas, puertas, botones, mecanismos para activar o desactivar cosas. Con el tiempo leyendo el libro Design of Everyday Things, que debería ser casi obligatorio para todos los que nos dedicamos a esto, me di cuenta que existía una disciplina que se encargaba de entender nuestra relación con la tecnología y las acciones que permitía: Human Computer Interaction, que hoy por hoy ha tenido diversas mutaciones conceptuales ‘marketineras’, albergadas tras siglas como IA, UX, IxDA… entre otras.

 

Pero, para no entrar en discusiones conceptuales, desde mi punto de vista diré que la Interacción siempre ha sido lo primero y a veces aparece subordinada por las diversas malinterpretaciones del Diseño de Experiencia de Usuario.

 

Queramoslo o no, nuestro mundo real, físico, tangible, permea todas las relaciones que establecemos en lo digital con las representaciones gráficas de controles: botones, iconos, perillas, flechas, tablas, campos de texto, entre otros. Es así como apelamos a palabras como “intuitivo” o “amigable” para referirnos a algo que re-conocemos, entendemos y finalmente podemos usar.


Hace un par de años en la primer celebración del día de la usabilidad en Colombia, Angelo Laverde, decía que la intuición no se puede medir, no puedo determinar cuándo algo es intuitivo o no, porque cada persona es diferente, sin embargo existen patrones, modelos conceptuales a los que se podría acudir para lograr de alguna manera que aquello que diseño sea comprensible y reconocible por un grupo determinado de personas.


La primera verdad: nadie nace aprendido.
La intuición obedece a un procesamiento de información o conocimiento previo de las cosas actuales (y su funcionamiento). Intuyo desde lo que sé, desde lo que he visto. Por eso no se nos haga raro que hoy cualquier niño de dos años espere que todas las pantallas del mundo funcionen como la de un iPad. El secreto: una curva de aprendizaje mínima. Verlo una vez, aprenderlo para siempre.


Las mejores interacciones son las pensadas para no pensar.
Lo que tratamos aquellos que nos dedicamos a planear interacciones  es lograr que ese cúmulo de conocimientos previos de una persona pueda ser explotado para que el proceso de aprender a usar algo sea mínimo o casi nulo. Por ello la interacción subyace a temas cognitivos, psicológicos y hasta antropológicos, y tienen que ver no sólo con el procesamiento de información y el entorno cultural de una persona, sino también con el dispositivo físico sobre el cuál se soporta dicha interacción. No se trata de diseñar una interfaz, confundida a veces como una imagen del sistema, sino los mecanismos de control que permiten sacar provecho de él.


La próxima semana estaré en Zaragoza, España orientando junto a Daniel Torres Burriel el taller Diseño de Interacción para Aplicaciones Web , abordando de manera práctica todos los aspectos que influyen para diseñar orientados a la acción, pasando de los conceptos a los hechos, a las realidades encontradas en pruebas de usabilidad con usuarios finales. Mostraré cómo cualquier objeto representado en una pantalla cobra un sentido especial para el usuario y cómo planificar acciones de una manera más adecuada, no perfecta, porque aunque hay patrones, lineamientos y estándares, no existe una receta única.

 

Así mismo orientaré una charla al respecto en el marco del Internet Forum, en cuyo título me atreví a usar el slogan “No más clic aquí”, con el objetivo de motivar a superar esa necesidad noventera de explicar la interfaz, para concentrarnos en las acciones del usuario más allá de las acciones del sistema, poniendo diversos ejemplos que funcionan a la hora de llamar a la acción y dando tips prácticos para mejorar los controladores de sitios web y aplicaciones.

Sino estarán en Zaragoza espero compartir aquí la información y documentación. Por lo pronto, les recomiendo leer algunos de estos libros:

Deja un comentario

Contáctame!

Sobre mí

Comunicadora Social fundadora de la Comunidad Colombiana de Usabilidad. Contáctame en: me@nataliavivas.com o en skype: nataliavivas

Ver más

Miembro de

  • upa
  • The information Architecture Institute
  • Usarte.org